Buscar

51 IFFR (2022): CRÓNICA (DÍA 1)

CREADO POR HISTERIAS DE CINE EL VIE, 28 ENERO 2022, 13:19

Comenzamos una nueva edición del Rotterdam International Film Festival (IFFR), de nuevo desde la comodidad del sofá de casa. Hemos llegado un día tarde por un error en la interpretación de la información facilitada por el festival; y que el servicio de prensa y en concreto Lotte, han logrado solucionar de manera rápida y efectiva: Dank u! Aquí iremos recogiendo lo que nos parecen las películas que vayamos viendo.



MALINTZIN 17 (TIGER COMPETITION)

"¿Qué estás filmando?. Hay que filmar el pájaro."

Mara Polgovsky rescata y edita en un documental las imágenes que, en torno a un nido sobre unos cables de alta tensión bajo su casa, grabó su fallecido hermano Eugenio Polgovsky, mientras la vida pasaba a través de su ventana.

Un documental que pareciera grabado durante el confinamiento de la pandemia, por su localización constreñida la ventana de su casa, y que sin embargo se grabó durante siete días y siete noches entre el 8 y el 16 de septiembre de 2016 en Malintzin 17, de Coyoacán, Ciudad de México.


Un minimalista video-diario, documental voyeurístico, que combina la observación del pájaro en su nido cuidando un huevo, con la captación de la vida en ese espacio concreto, desde ese punto de vista de su casa. La observación de los pájaros, mientras conversa y juega con su hija pequeña (a la que está dedicado el documental), poco a poco se extiende a los confines de la calle, a lo que puede alcanzar con la mirada de la cámara. Una mirada filosófica, etnográfica y sonora, que captura la vida durante esos días, y en ese espacio limitado, y a la vez absoluto. El sonido de las ambulancias, de los vendedores ambulantes (afiladores, taqueros, vendedores del gas, de helado,...) se entremezclan con jóvenes, skaters, policías, paseantes de perros, amigos y amantes,... pero también de ardillas, pájaros, nubes y tormentas, árboles y flores. Como una conexión a través de los cables eléctricos y de comunicación, antenas y cables que conforman una red que divide el espacio, que conforman una red como la de la araña. Una continua comparación, entre la naturaleza y el ser humano, una mirada a la obligación de adaptación de la naturaleza ante la presión urbanística. Similitudes y reflejos en los comportamientos, la protección de los niños (entrañable la cobertura del pájaro protegiendo a su bebé bajo el fuerte granizo), otras forzadas como el vuelo del pájaro frente a los cazas y aviones militares.

Una mirada sobre el tiempo, sobre los momentos que pasan, con forma de documental, pero usando fundidos, zooms, cortes, elipsis, voz en off e incluso música extradiegética, combinando el home video, con el trabajo de edición. Una mirada íntima e impresionista, tratando de captar la belleza de lo cotidiano, la universalidad en lo individual, lo eterno en el instante, tratando de contener todos esos momentos para que permanezca cuando el nido quede vacío.

"No me muevas hija, no me muevas."


Para leer la nota original publicada en http://histeriasdecine.es/ da click aquí.

2 visualizaciones0 comentarios